Reseña de Gladiadores: El Ascenso de Roma

Diseminadas por todos los rincones del Imperio Romano, escuelas de gladiadores pugnan por encontrarse entre las más aclamadas y, de esa manera, conseguir que sus gladiadores traigan fama y dinero a sus propietarios. Estos hombres desean, más que nada, el dinero y la gloria que sus gladiadores les proporcionan hasta llegar, porqué no, a luchar en la misma arena del Coliseo de Roma. En Gladiadores: El Ascenso de Roma, tendremos que luchar por conseguir la prosperidad y fama de nuestra escuela de gladiadores. Para ello, podremos emplear a nuestros gladiadores, desde los más novatos hasta los expertos y veteranos, para construir diferentes tipos de edificios que nos reportarán dinero y, por supuesto, enfrentarlos a los gladiadores de otras escuelas para obtener la gloria que nos llevará a conquistar la misma capital del Imperio, Roma. 


gladiadores: el ascenso de roma

¿Qué es Gladiadores: El Ascenso de Roma?

Este juego de cartas no coleccionables (vienen todas las cartas necesarias en la caja del juego) nos llega de la mano de Tortugames, un nuevo proyecto español. Hemos tenido la suerte de poder probar el juego y comentaros en qué consiste, así como daros nuestra opinión sobre él. 

En Gladiadores, nos metemos en el rol del dueño de una escuela de gladiadores (de 2 a 4 jugadores), y tendremos que conseguir situar a nuestra escuela en la mejor posición posible ya que cada jugador/escuela intentará pasarnos por encima cueste lo que cueste. Podremos obtener gladiadores de diferentes lugares del imperio (nubios, galos, hispanos, etc), los cuales emplearemos para obtener dinero, construir edificios y luchar contra los gladiadores de otras escuelas en combates que, en muchas ocasiones, serán a muerte. A través de los combates obtendremos puntos de victoria que elevarán la fama nuestra escuela, ganando el jugador que llegue primero a los 10 puntos de Victoria (aunque las partidas pueden alargarse aumentando la cantidad necesaria para ganar). 

gladiadores: el ascenso de roma

Se juega por turnos y la mecánica es muy sencilla, siendo el juego apto para cualquiera, incluso para personas que no haya jugado anteriormente a juegos de cartas o de mesa. Las partidas son muy amenas, así que se puede jugar en casa con los amigos, o en una cafetería, cualquier lugar es bueno para manchar la arena de sangre, ¿no?.

¿Cómo se juega a Gladiadores: El Ascenso de Roma?

Entre los componentes del juego se encuentran: fichas de monedas de oro, fichas de puntos de victoria, cartas de gladiadores, de edificios y de combate. Cada jugador comenzará la partida con tres edificios, dos gladiadores novatos y tres monedas. En el turno de cada jugador, éste podrá realizar varias acciones:

  • Podremos emplear nuestros gladiadores para luchar contra otras escuelas. Éstas elegirán a un gladiador defensor que las represente en combate. Si el atacante gana el combate, conseguirá puntos de victoria.
  • También podemos poner a nuestros gladiadores a trabajar, obteniendo oro.
  • Cómo última acción de los gladiadores, éstos pueden ayudarnos a construir más edificios para nuestra escuela. Sólo podremos tener hasta un máximo de 5 edificios y éstos nos dirán el número máximo de gladiadores que podemos tener en la escuela.
gladiadores: el ascenso de roma

Para esta primera fase, cada gladiador tiene tres características principales que decidirán como se resuelve cada paso. El ataque nos servirá para decidir quien gana un combate, junto con una carta de combate que habrá que mostrar por cada duelo (el gladiador defensor utilizará su habilidad de combate para la defensa). El segundo valor es el oro, y girando el gladiador en cuestión nos proporcionará el número de monedas que figuren en sus características. La tercera característica es la fuerza de labor. Sumando fuerza de labor igual al coste de un edificio, podremos traerlo a la mesa para nuestra escuela.


gladiadores: el ascenso de roma

Después de esta fase principal, el jugador que se encuentre en turno, podrá iniciar una subasta de gladiadores. Esta es la forma principal a través de la cual obtendremos nuevos gladiadores. Mediante esta fase, el jugador sacará tres gladiadores aleatorios del mazo, elegirá uno, y todos los jugadores en la mesa que tengan espacio para más gladiadores se enzarzarán en una puja por el recién llegado, llevándoselo el jugador que más monedas esté dispuesto a pagar por él. Ahora podéis leer cómo es una partida de Gladiadores: el ascenso de Roma en otro de nuestros artículos.

Nuestra valoración

Gladiadores: El Ascenso de Roma es un juego de cartas que, sin duda, gustará a todo tipo de jugadores. Es ameno y divertido. Al no tener excesivas reglas resulta sencillo comenzar a jugar y enseñárselo a nuevos jugadores. Además, es posible jugar en cualquier parte y en cualquier momento, pues las partidas no son largas ni aparatosas y se puede llevar siempre encima. 

Ahondaremos un poco más en la mecánica de juego en un artículo que publicaremos en el que describiremos una partida. Además, pronto podremos publicar una entrevistas con los mismos creadores del juego, que seguro será de vuestro interés. A falta de ver cómo se comercializa el juego, es un proyecto que promete, y sobre el que, quizás, se podrían ver venir en el futuro nuevas cartas de gladiadores, edificios y combate. Finalmente, aquí os dejamos el vídeo promocional de Tortugames, a quienes hemos podido realizar una entrevista.



0 Comment "Reseña de Gladiadores: El Ascenso de Roma"

Publicar un comentario

Venga, ¿nos dejas un comentario? ¿tú qué opinas?

-->