Robinson Crusoe: Aventuras en la Isla Maldita - Reseña

David: Ahoy! Veo tierra lo suficientemente cerca para llegar flotando en este barril de ron. Menos mal que me lo he ido bebiendo, podría haber muerto de sed en este mar caribeño.

Minichewie: David estás sentado en el sofá del salón. Eso a lo que te estás agarrando es la estantería y tu taza de té. Esto es un juego de mesa.

Robinson Crusoe: Aventuras en la Isla Maldita

David: ... supongo que podría verse también de esa manera... Tripulantes! hace unas semanas os hablábamos de nuestras primeras impresiones de ese juego de náufragos llamado Robinson Crusoe: Aventuras en la Isla Maldita, de Ignacy Trzewiczek (Stronghold, Imperial Settlers) tan aclamado y controvertido. ¿Controvertido porqué? bueno, digamos que existe una discusión extendida sobre las características "temática" y "euro" de este juego.  Se trata de un juego cooperativo para 1-4 jugadores en el que naufragamos a una isla del caribe bastante, digamos inhóspita. En el modo solitario contaremos con la ayuda de viernes y de un perro (muy bueno este modo de juego). El juego contiene diversos escenarios con objetivos diferentes y varios elementos de preparación aleatorios para variar más las partidas entre sí. Además, cada ficha de escenario especifica el número de rondas límite para cumplir los objetivos; desde rescatar a un compañero y construir una balsa para marcharnos de la isla hasta conseguir los tesoros y salir por patas antes de que el volcán entre en erupción.

Robinson Crusoe juego de mesa


Minichewie: Y aunque tenemos escondida a buen recaudo la expansión The Voyage of the Beagle (que hasta la fecha sólo está disponible en inglés), solamente hablaremos del juego básico. Así es como funciona: Elegiremos nuestros personajes entre cuatro disponibles, cada uno con habilidades especiales (cocinero, cazador, explorador y carpintero). Después elegiremos una de las siete aventuras disponibles (la versión en castellano contiene el escenario promo de King Kong) que nos dará algunas instrucciones para preparar el escenario y los objetivos para ganar. A partir de ahí, los jugadores, náufragos en una isla, han de conseguir dichos objetivos al mismo tiempo que sobreviven a diferentes tesituras...
Robinson Crusoe juego de mesa

David: Así es, y es que la vida de un náufrago es muy dura, comer, buscar refugio de las inclemencias del tiempo, protegerse de muchos y varios peligros, y todas esas cosas. Los personajes han de construir un campamento con diferentes niveles de techo para guarecerse de la lluvia y las tormentas. Si no contamos con un nivel de techo lo suficientemente bueno para el clima, podremos perder comida y madera, dos recursos muy importantes. Si no contamos con una empalizada, terribles bestias podrán atacarnos por la noche. Es pues un juego de supervivencia cooperativa.

robinson crusoe bestias

Minichewie: En la isla tendremos disponibles varias acciones que se podrán elegir mediante una mecánica de colocación de trabajadores. Podemos explorar partes desconocidas de la isla para encontrar nuevos recursos, bestias a las que dar caza, templos indígenas, tesoros y también... peligros insospechados. También podremos recolectar madera o comida. Cazar bestias que previamente hayamos divisado. Aumentar la moral del grupo, construir un campamento y sus mejoras e incluso objetos para la supervivencia del día a día, como una olla, un cuchillo, una trampa para conejos y muchas otras cosas. Descansar para curar nuestra vida y resolver cartas de evento permanentes son otras acciones que podremos realizar.

Robinson Crusoe: Aventuras en la Isla Maldita objetos


David: ¡Y aquí encontramos un elemento fantástico del juego! Cada jugador cuenta con dos fichas para realizar las acciones. Podremos acometer una acción de forma segura con dos fichas, que pueden ser las dos nuestras o una nuestra y otra de otro jugador, simulando que se ayudan mutuamente para realizar una acción. En este caso todo está bien, subimos la palmera para coger unos cocos y regresamos al campamento sanos y salvos, y con comida para pasar la noche. No obstante, si elegimos utilizar solamente una ficha de trabajador, tendremos que tirar los dados adecuadas para el tipo de acción que estemos realizando, sea explorar, recolectar o construir (el resto de acciones no requieren tirada de dados). En esta tirada puede ocurrir que realicemos la acción satisfactoriamente, que suframos daño o que... ocurra un evento.

Los eventos, tanto los que suceden mediante acciones como los de escenario, tienen dos partes. En la primera se describe el evento, que suele ser un "pain in the ass" para el grupo de supervivientes. Después, si se trata de un evento de acción, esta carta se mezcla con los eventos de escenario (de los cuales se coge una carta cada turno) y se resuelve la parte de abajo "double pain in the ass". Algunas cartas de acción nos darán la opción de llevarla a cabo y mezclarla con los otros eventos o descartarla.

Minichewie: Por ejemplo: Vas a recolectar comida y, para sorprender a tus compañeros de vuelta en el campamento, llevas más de la que podrías acarrerar. Si la descartas recolectas solamente una unidad de comida, que es lo que querías hacer en un principio, pero si decides mezclarla con el mazo de eventos de escenario podrás coger dos comidas. La segunda parte de la carta rezaría: Al día siguiente te encuentras extenuado por el esfuerzo del día anterior y solo puedes utilizar una ficha de acción este turno. Las cartas de evento del escenario funcionan igual, con la salvedad de que la carta, una vez resuelta la primera parte, la depositaremos en una zona del tablero en la que podremos interactuar para solventar los problemas que nos presente.

Robinson Crusoe objetos

David: ¡Es estupendo! Robinson Crusoe: Aventuras en la Isla Maldita es un juego lleno de opciones y decisiones difíciles que tendremos que tomar entre todos para no perecer muertos de hambre, destrozados en medio de la jungla por las garras de un jaguar o simplemente no poder cumplir los objetivos del escenario. 

Minichewie: Podéis creerlo, es un juego horrible... ¡porque somos náufragos y la vida en una isla inexplorada no es fácil! Continuamente estaremos asediados por peligros, por el tiempo que corre y nos aleja de nuestro objetivo, por esas nubes que vemos en lontananza y nuestro mierda campamento debajo de una palmera, por la comida que no tenemos para alimentarnos todos (alguien no come esta noche...) o...

David: Por el olor a pescado a la brasa, les encanta a los osos.

Minichewie: ¿Osos en una isla del caribe?.. wtf

David: Sí, osos. No hagas más preguntas.

Minichewie: La sensación es a veces agobiante y desesperante. Tenemos hambre y podemos ir a buscar pescado a la playa pero... ¿y si no es suficiente? quizá podamos aventurarnos por la colina, al oeste, en donde hace unos días divisamos una bestia desconocida... ¡pero podría ser peligroso y solo tenemos una lanza fabricada con un palo y un cuchillo! Otro elemento espectacular del juego es el sistema de fabricación de objetos. Llegamos a una playa arrastrados por la corriente y no disponemos más que de una pala que ha llegado con nosotros a la orilla. A partir de ahí, y con los recursos que nos vayamos encontrando podremos fabricar muchos otros objetos que serán necesarios para sobrevivir en la isla. Una supervivencia que nos lleva al límite, pues no es un juego sencillo (quizá sí el primer escenario pues es el tutorial muahahaha) y de principio a fin estaremos temiendo por el logro de nuestros objetivos. El trabajo en equipo es crucial, pues hay tantas cosas por hacer que será necesario dialogar para tomar las decisiones oportunas.

Robinson Crusoe: Aventuras en la Isla Maldita - Reseña

David: ¿Euro o temático? Bueno esto es una pregunta complicada, más aún teniendo en cuenta que esta clasificación parece un tanto simple hoy en día, con la cantidad y variedad de juegos existentes en el mercado. Las mecánicas son muy euro, pero el tema del juego es algo que aparece desde el principio y ahí permanece hasta el final. No se trata de un Terra Mystica, pero tampoco de un Eldritch Horror. A mi me parece un buena mezcla de estilos, salvo cuando tu campamento consta de un hueco en una roca, comes arena mojada, una pantera te vigila para morderte las piernas en cuanto des un paso en la selva y te acabas de dar cuenta que todavía no has comenzado a explorar un templo caníbal (nuestro objetivo en esta partida) y se acerca una tormenta épica. Entonces te das cuenta que el juego te odia, que la isla quiere a esos náufragos como pasto para los cangrejos. 

Minichewie: ¡Pero luchas por sobrevivir! cargas la pistola que encontramos en los fardos que habían llegado a la playa y aguardas pacientemente el momento oportuno para salir a cazar la pantera. Alguien pasa hambre por el momento, pero luego habrá churrasco, y pieles para fabricar algo de ropa, ¡y podemos entrar ya en la selva a buscar madera y a explorar nuevos lugares! y... vamos a echar una.

1 Response to "Robinson Crusoe: Aventuras en la Isla Maldita - Reseña"

  1. Me encanta este juego. Junto con una música ambiental de fondo de piratas (como debe ser) se consigue una tarde muy divertida y amena. Muy recomendable !!

    Kike.

    ResponderEliminar

Venga, ¿nos dejas un comentario? ¿tú qué opinas?

-->